A cuenta gotas, como un dulce y amargo sufrir se ha ido. Ya no duele como antes, no agota. Soy libre, como si lo hubiera pedido, la libertad es el peor de mis estados.

Aceptar que todo ha pasado me quita el sueño, me atormenta y me agota. No soy buena para reconstruir.

Del engrandecimiento de nuestras percepciones y de cómo Miss Valium se dio cuenta de eso.

Hace algunos años, hablando en tiempos de juegos y fantasía, veía mi escuela como un castillo, era enorme, con una cancha donde jugábamos en nuestro recreo y salones amplios y con ventanas gigantes. Hace unos meses regresé allí y la desilusión fue mezclada con la sorpresa. Esa escuela era pequeña, muy pequeña, la cancha era minúscula y los salones diminutos, los niños apretados dentro de ese espacio no se daban cuenta de ello.

En la secundaria había un prefecto que me inspiraba miedo, yo lo veía enorme, de más de 2 metros y muy fornido, con una voz grave y autoritaria que hacía que nadie quisiera desafiarlo. Hace poco lo ví, su altura no llegaba ni al 1.80, fornido ya no estaba y esa voz grave que yo recordaba ya no exisitía.

Mi papá se fue de mi casa desde que yo tenia 17 años, hace ya 10 de eso, con visitas irregulares, dejé de verlo muchos años, algunas veces nos conformábamos con una visita al año de una semana. Era difícil el describirlo, porque sus defectos siempre han opacado sus escasas virtudes, pero recuerdo algo de él, era inteligente, mordaz y con una ironía envidiable. Después de 10 años regresó y como es lógico, me siento lejana a él, pero ahora esos diez años dejaron huella en nosotros, no es inteligente, sigue siendo mordaz pero con comentarios fuera de lugar y esa ironía que tanto envidiaba, ahora me molesta.

En marzo me alejé de mi ciudad y solo extrañaba a una persona. Los días eran cada vez más insoportables, sentía una ausencia casi insoportable, un solo rostro me hacía llenar mis ojos de lágrimas y lloraba celular en mano diciendo “te amo” (y lloraba más al escucharlo).

Nunca me había dolido tanto un solo nombre, tanto amor ya no sentido, revivió, putísima madre, lo amo, todavía, a pesar de lo correspondido que es mi sentimiento, de dos años de infierno, si, me dí cuenta en ese momento que seguía enamorada, como siempre.

Los días se hacían cada vez mas largos, no podía esperar para verlo, para obtener ese beso que tanto ansiaba, para ver esos ojos, esa imperfecta nariz y esa boca con la que había soñado tanto, solo quería tenerlo cerca, poder abrazarlo, olerlo.

Por fin los días pasaron, lo ví, tan imperfecto como siempre, simple como pocos, no me moría por abrazarlo, ese beso podría esperar. Su cuerpo no se me antojaba nada. Su compañía si porque sabía que solo él se emocionaría al escuchar mi relato.

La maldita soledad me había puesto una trampa. En que jodida parte de mi subconsciente había maximizado los sentimientos para sentir eso? No lo sé, solo sé que de verdad al verlo, todo se había esfumado, no había amor ni sentimentalismos, quererlo si, mucho, amarlo? No, ya no.

Cuando alguien muere, siempre se exaltan las cualidades, se deja de hablar de los defectos por respeto al ya caído. Yo recuerdo ahorita a mi abuela, como la mejor de las mujeres, en mi inconsciente así lo tengo registrado, no ha habido mejor mujer, mejor abuela que ella, cuando sus defectos eran muchos pero yo simplemente los minimizo.

El tiempo, la distancia, el recuerdo, siempre nos hacen exaltar los mejores sentimientos de nosotros hacia los otros, (por lo menos en mi caso). Lo que sentimos es solo una percepción errónea de un sentimiento inferior. Latente? Si, pero no comparado con el sentimiento o la percepción real, emocional y física. Como niños viendo gigantes, castillos o brujas.

En pocas palabras, tengo una mente fantasiosa.

Lo más parecido a un carta de amor que podrìa escribir

Si te diera libertad, no la podrías tolerar. Eres una marioneta puesta y mobible a mi voluntad. Eres una hoja a merced del viento que soy yo. Me amas y en eso tengo la ventaja.

Nunca me preguntes quien soy porque no te podré responder. Soy menos de lo que aparento, pero es lo único que tengo ¿mi vida? No me preguntes por eso, te podrías desilucionar, en el mejor de los casos aburrir.

Solo tengo 26 y sigo con las ganas de comerme al mundo (pero se que no lo lograré). Mi madre siempre me ha dicho que estoy encaminada al fracaso por mi soberbia desmedida y ¿sabes? lo sé, pero ¿para que hundirme antes de tiempo?

Sencillo, no nací con estrella, como se dice ridiculamente y me cagaron con un nombre estúpido y hasta cursi. Así empecé en este mundo, fea hasta en el nombre. No me lo pienso cambiar, sería negar mi realidad y huir de lo que soy. Prefiero aceptarme a ojos cerrados.

Sigo soñando con que un dia cambiaré y mutaré en algo mejor, como una oruga cuando se convierte a mariposa, o que se yo, alguna mariconada parecida, se que no sucederá, pero es mi consuelo cuando mi ego toca el piso y empiezo a hundirme en la mierda.

En la primaria todavia me sentia afortunada, entre una manada de piojosos niños que anhelaban parecerce a papi y mami, si yo hubiera pensado igual, sencillamente no estaria escribiendo esto. ¿Admirar a mis padres? ¡No! ¡jamas! sería admirar a la mediocridad. No me malinterpretes, los quiero, no pienses lo contario.

Crecí con las palabras de mi madre: "eres mi hija, no me queda de otra mas que quererte, pero no aceptarte". No recuerdo hasta cuando dejaron de doler esas palabras, tal vez todavia duelen, pero cada vez menos, solo lastima el recuerdo.

He aprendido a envolverme en mi coraza y no salir a menos que este sola.

Soy un mar de confusión, tengo que aceptarlo. Tal vez es que soy inmadura. Solo aparento madurez cuando en el fondo soy una imbecil mocosa que juega a ser grande con las zapatos de tacon de mamá.

Soy soberbia ¿ya te lo habia dicho?, me veo superior a los demas, en el fondo, modestia aparte, estoy segura que lo soy, por lo menos de una gran mayoria. Pero siempre vivo con mis inferioridades latentes.

Es tal fácil descubrirme, sin embargo no me quieres ver tal cual soy, solo quieres verme como me proyecto ante ti cuando estoy hasta arriba. No necesito de drogas para vivir en un viaje constante. Mi vida es un sobredosis de extasis que solo sufro y disfruto yo.

Se que soy una pendeja y que no merezco compasión ante nadie, tu me has visto rodeada de gente pero en realidad estoy sola. Tu eres mi compañía y eso porque te encanta tenerme en la cama, jugando a que soy la novia ideal.

No tengo amigos, soy amiga de muchos, pero amistad no espero recibir de nadie, siempre espero lo peor de las personas y de las situaciones. Es mi actitud mas positiva. Aún asi quiero, aún asi soy capaz de amar a aquellos de los que vivo desconfiando.

¿Porque no puedes ser malo? No creo que en bondad absoluta, detras de cada buena intension vive, aunque sea oprimida, la parte mezquina de cada uno de nosotros. Los pendejos, por muy pendejos que sean, tarde o temprano abren los ojos, aveces solo para darse cuanta que toda su vida la cagaron.

A la gente noble no la tolero. No siempre me trates bien, dame a cuentagotas los momentos de felicidad, hazme encabronar, dime de la peor forma que la estoy cagando. Pero sigue aqui, cuando me enoje no me digas nada, solo quedate aqui, callado, pero quedate.

¿Porqué no logras conocerme? no me ves o no me quieres ver. Por favor, ve lo que soy.

Soy aquella que lee y lee, que acaba un libro y sigue con otro, que puede hablar de cientos de ellos, pero en secreto ama Cumbres Borrascosas.

Soy la que critica las peliculas, pero llora con cualquiera, soy nefasta, pero adoro mi nefastes, adoro mis disfrazes, te conquiste con uno de ellos, pero ahora no me puedo quitar el antifaz y mostrarme cual soy y sigo diciendo: te amo, sin sentirlo.

Sigo explotando la parte cursi y ridícula de mi, afortunadamente contigo funciona, desgraciadamente algunas veces asumo este mismo papel enfrente de otros y me convierto en algo asqueroso e intolerable, ¿te imaginas? Sí, puedo llegar a ser empalagosa.

Odio que me digan puta, en la mayor ofensa que me puedes conceder. No te equivocques, escucha con atención, me encabrona que me digan puta porque nunca lo seré, solo las veré de lejos ambicionando ser una de ellas. ¿Quieres coger? Claro, siete mil mas el cuarto, y no incluye perversiones, eso sería vivir, pero tengo que hubicarme. Si me dices puta, me imagino a una esquinera porque es lo que me va, ni modo, recuerda, no naci con estrella.

¿Todavia no me odias? Es que no siempre se puede, soy patética, linea tras linea lo he tratado de decir, pero tambien encantadora, por lo menos contigo. Fuiste tan fácil de descubrir y una vez descubierto lo demás fue mas rápido.

Detalles, besos y cariños, abrazos interminables, mostrandome fuerte y a la vez vulnerable. Sabia que solo era cuestión de tiempo, de esperar un poco y mira, ahora sigues enamorado, imbecilmente enamorado, y lo peor es que es de mi. Si crees en él, que Dios se apiade de tu alma.

¿Crees que soy mala? En el fondo se que no, solo un poco tarada e introvertida.

No tengo vergûenza de confesar que no soy nada bonita, estoy aliada fielmente a la fealdad femenina, no me enorgullece, solo trato de aceptarme, se que ni el maquillaje puede contra lo que soy, vaya, ni el cabello tengo bonito, dirían por ahí que mi cabello es como las orejas de un perro. Soy una gata parda, pero parda parda, pero mas inteligente que cualquier gata de angora que se te atrevieze en el camino.

Soy egoista porque me quiero.

Hay situaciones que forjan nuestro caracter, que nos hacen salir adelante, detener nuestra marcha o simplemente retroceder.

Ayer me pidieron que simplemente hiciera de lado y que olvidara. Así de sencillo, solo dejar ir. Y mi respuesta fue sencilla: No! no quiero y no lo voy a hacer. 

He dado mucho de más, es hora de ser egoísta, de ver por mi y no por otra persona, estar al pendiente de mis necesidades y no sacrificarme por pendejos y pendejadas.

Y no, no voy a dejar de lado y simplemente dejarlo ir. Así no, porque si, todavía duele.

TÁCTICA Y ESTRATEGIA

Mi táctica es
mirarte
aprender como sos
quererte como sos

mi táctica es
hablarte
y escucharte
construir con palabras
un puente indestructible


mi táctica es
quedarme en tu recuerdo
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
pero quedarme en vos

mi táctica es
ser franco
y saber que sos franca
y que no nos vendamos
simulacros
para que entre los dos
no haya telón
ni abismos

mi estrategia es
en cambio
más profunda y más
simple
mi estrategia es
que un día cualquiera
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
por fin me necesites


Bendito Benedetti!

Algo de José Agustín Goytisolo

Si todo vuelve a comenzar


Quiero decirlo ahora
porque si no después las cosas se complican.

Soy peor todavía de lo que muchos creen.
Me gusta justamente el plato que otro come
aburro una tras otra mis camisas
me encantan los entierros y odio los recitales
duermo como una bestia
deseo que los muebles estén más de mil años en el mismo lugar
y aunque a escondidas uso tu cepillo de dientes
no quiero que te peines con mi peine

soy fuerte como un roble
pero me ando muriendo a cada rato
comprendo las cuestiones más difíciles
y no sé resolver lo que en verdad me importa.

Así puedo seguir hasta morirme:

ya ves soy lo que llaman
el clásico maníaco depresivo.

Te explico estas cuestiones
porque si todo vuelve a comenzar
no me hagas mucho caso acuérdate.

Todos tenemos un Mr. Hyde en la cabeza

"Debo seguir una senda tenebrosa. Pesa sobre mí un castigo que no me es dado describir, y corro un peligro del que no debo hablar. Reconozco que soy el más encenagado de los pecadores, pero soy también el más desdichado entre todos los que sufren. Jamás imaginé que esta tierra fuese morada de dolor y espanto como los que me han tocado en suerte".


-Doctor Jekyll
 

Datos personales

Mi foto
podría hablar horas sobre mi, pero seguramente tienes algo mas interesante que hacer

Observadores adictos